Simplemente Liber Forti

6 de febrero de 2010

Es casi norma general que a los hombres o mujeres que se han destacado por algo bueno en su vida, se les rinda homenajes o se hable bien de ellos o ellas recién cuando dejan este mundo, eso me parece injusto y mezquino, por eso ahora, amables lectores, con su venia hablaré de una personalidad subyugante que aún está entre nosotros aunque muy delicado de salud. Estoy seguro, porque lo se, que en diferentes lugares del planeta hay notables personalidades que podrían y quisieran decir muchas cosas sobre Liber Forti con más autoridad y conocimiento de lo que yo pueda referir.

Liber_Forti200Supe de Liber allá por el año 1969 cuando el ex presidente constitucional Dr. Luís Adolfo Siles Salinas me invitó a trabajar como su secretario y se dictó el Decreto de Amnistía
Irrestricta para todos los exiliados, nuestra amistad se hizo estrecha en la década de los años 80.
Liber a sido por cuarenta años el más próximo asesor del celebre líder sindical Juan Lechín Oquendo “El maestro” y asesor cultural de la otrora poderosa Federación Sindical de Trabajadores

Mineros de Bolivia “FSTMB”, amen de otras organizaciones sindicales a las que generosamente prestó todo tipo de asesoramiento casi siempre “ad honorem”
Hijo de un connotado sindicalista argentino que tuvo que tupizaabandonar su país para refugiarse en Tupiza porque su cabeza tenía precio, hizo de esa tierra boliviana su segunda patria y allá fundó la célebre “Nuevos Horizontes” dedicada al teatro, a las letras y a la cultura en general; impulsó la
formación de jóvenes valores bolivianos que aún hoy dan mucho que hablar, no cito nombres para no incurrir en injusticias.

Liber desde siempre fue y es un genuino anarquista (en el sentido cabal del vocablo) y como tal a lo largo de toda su vida rechazó las imposiciones de todo “orden establecido por los hombres”. Cultivó la genuina libertad como joven “linyera” aventura a la que hoy, estoy seguro le gustaría volver. Joven guapo e inteligente rompió corazones en variados puertos de muchas latitudes y para no mucho decir al respecto bastará referir que no sólo Humphrey Bogart estuvo por “Casablanca” y alrededores haciendo derramar lágrimas de tierna y tórrida despedida a “sempre líbera” en un cuartito de callejuela árabe. Anduvo por gran parte del mundo permanentemente ligado a movimientos libertarios y a sus máximos exponentes, combatiendo activamente tiránicas dictaduras en Sudamérica y en el Viejo Continente. Anti comunista a rajatabla particularmente anti estalinista. no le impidió cultivar amistad con líderes de la talla de Fidel Castro en el Caribe y otros
en Europa.

Su lucha en Bolivia le costó, cárcel, exilios y hasta torturas al punto de tener la espalda lastimada en forma irreversible, consecuencia de las brutales apaleaduras que sufrió. Su amada compañera y fiel seguidora hasta su prematura muerte fue la dama boliviana Anita Santiago Montenegro.

En Paris, junto a mi esposa Martha, conocimos por intermedio de Liber y de Anita a célebres personajes de la talla del más grande falsificador de cheques en dólares de la historia, su compañero anarquista el simpatiquísimo español y albañil Lucio Urtubia Jiménez “El bandido bueno” o el “Zorro vasco”, que allá en los años 70 casi hizo quebrar al poderoso First National City Bank al que le falsificó veinte millones de dólares en cheques de viajero para financiar movimientos guerrilleros en América del Sur. Lucio nos dedicó todo un día para mostrarnos el Paris de la lucha, el histórico y “La Defense”. Conocimos también a su esposa, la médico samaritana Anne Garnier, a Michel y Monette Servant, científico francés pionero de la exploración del Litio en el Salar de Uyuni, a la venezolana Elizabeth Burgos ex esposa de Regis Debray, a la entonces exiliada y cultora del canto y de la música autóctona boliviana, la hoy Embajadora Luzmila Carpio, a escritores, periodistas, políticos y jóvenes actores de teatro. Todos y cada uno de ellos tenían tan solo sinceros y bellos elogios para el “amigo y compañero”, el “anarquista boliviano” Liber Forti.

Bolivia y los bolivianos, particularmente la clase proletaria y los trabajadores empobrecidos, le debemos mucho a este argentino de nacimiento y boliviano de corazón entero, que cuando le llegue el final o “caiga el telón” quiere enterrarse en el suelo de su amada Tupiza, unos por la difusión de la cultura que a través del teatro y sus escritos nos lega, otros por 70 años de inclaudicable lucha contra el “orden establecido por los hombres” y los que tenemos la suerte de ser sus amigos por haber compartido tantas inquietudes. Liber es un ser humano excepcional, hacemos votos para que su salud pronto se reponga.

Julio Valenzuela Gonzalez
Cochabamba

"Pese a no haber nacido aquí, Líber ha sido toda su vida un gran boliviano, un sembrador infatigable de cultura, de arte, de teatro, de buena leche. Llegó un día oliendo a tinta de imprenta y fue elegido Asesor de Cultura de la Central Obrera Boliviana durante décadas. Fue compañero inseparable de aventuras de Juan Lechín Oquendo; y la institución más importante que creó fue la Conjunto Teatral Nuevos Horizontes, en ese cruce de caminos y culturas que es la hermosa villa de Tupiza." (Ramón Rocha Monroy)