"Ni Una Menos": Movilización internacional contra la violencia machista y los feminicidios

El 19 de octubre y el 25 de noviembre se vivieron jornadas de marchas y movilizaciones de caracter internacional bajo la consigna "Ni Una Menos", nombre de un movimiento activista contra los feminicidios que nacio en Argentina el 2105 y se internacionalizó este año. Conozca lo acontecido en relación a este llamado internacional contra la violencia hacia las mujeres.

Vea en una presentación gráfica un breve resumen de los orígenes e impactos del movimiento "Ni Una Menos", AQUÍ


 "Ni una menos": mujeres alzan la voz contra feminicidios en AL

La Jornada, 20 de octubre de 2016

Buenos Aires. La violación y el asesinato de una adolescente, un caso más de la creciente violencia de género en Argentina, fue la gota que colmó el vaso y miles de mujeres realizaron un paro de actividades el miércoles en una jornada de protesta y marchas replicadas en otras naciones de América Latina donde los feminicidios son también un flagelo.

La iniciativa es inédita en Argentina y obedece al sacrificio de Lucía Perez, de 16 años, quien fue drogada, violada y asesinada días atrás en el balneario bonaerense de Mar del Plata presuntamente por dos hombres que, durante la agresión, la empalaron. Según la fiscal que investigó el crimen, la víctima "fue sometida a agresión sexual inhumana, y el excesivo dolor le causó la muerte por reflejo vagal", que provocó un paro cardio-respiratorio.

Los dos presuntos asesinos están detenidos, así como un tercer hombre que habría encubierto el crimen.

niunamenos0Con el lema Miércoles Negro el grupo Ni una menos y otras 50 organizaciones llamaron a que las mujeres se vistan de luto y alcen su voz contra la incesante violencia machista con un paro de actividades de una hora, entre las 13:00 y las 14:00, hora local, y a posteriores movilizaciones en Buenos Aires y decenas de ciudades de Argentina.

Protestas similares se han convocado para esta jornada en Chile, Bolivia, Paraguay, Uruguay, México y Guatemala, en el marco de una iniciativa regional que busca decir basta a los feminicidios.

Grupos de argentinas que se sumaron al paro se reunieron a las puertas de las sedes de empresas donde trabajan en Buenos Aires y gritaron: "¡Vivas nos queremos!", que es uno de los lemas de esta jornada de malestar.

Monica Pavicich, de 59 años y quien trabaja en una editorial, es una de las que optó por salir a la calle para alzar la voz. "Es importante que no sólo las mujeres, sino los hombres se sumen a esta convocatoria. Nuestros maridos también salieron de negro, hablaron (de la protesta) en su trabajo y están apoyándola. Es visualizar el problema para que pueda haber un cambio real", afirmó a The Associated Press mientras acompañaba a 20 colegas que golpeaban distintos objetos.

De fondo se escuchaban los bocinazos de automovilistas a modo de protesta.

Marta Montero, la madre de Lucía Pérez, dijo a la radio Vórterix que la protesta aspira a que se reduzcan los casos de agresiones como el de su hija y se preguntó: "¿Cuántas Lucías hay y no se ha hecho nada?".

Unas 275 mujeres murieron en 2015 en Argentina a causa de la violencia de género, según datos del Observatorio de Femicniidios Adriana Marisel Zambrano de la organización no gubernamental La Casa del Encuentro. Según activistas de Ni una menos, se estima que en los últimos ocho años 2.518 hijas e hijos han quedado huérfanos.

La jueza de la Corte Suprema de Justicia Elena Highton de Nolasco advirtió la víspera: "crecen los feminicidios, son más cruentos y más perversos". Señaló que hubo 19 asesinatos de mujeres en 17 días.

La convocatoria de la protesta se hizo a través de las redes sociales con lemas como #MiercolesNegro. Miles de argentinas cambiaron sus fotos de perfil por el dibujo de una mujer con una mano alzada y un corazón grabado la palma de la misma y la leyenda #NiUnaMenos.

Se han sumado grupos como Amnistía Internacional y la Asociación de Mujeres Meretrices de la Argentina, partidos políticos, sindicatos y la Defensoría General de la Nación.

El presidente argentino, Mauricio Macri, afirmó que está comprometido con erradicar el problema con un plan nacional puesto en marcha. "Todo tipo de violencia es algo de lo cual nos tenemos que alejar, especialmente de la violencia de género, que hoy nos está pegando y afectando mal", afirmó luego de visitar una escuela de la capital.

La primera marcha organizada por Ni una menos, agrupación creada por periodistas, activistas y artistas, se celebró en junio de 2015 y se replicó un año después con la exigencia de que se apruebe una reforma legislativa que proteja más a las víctimas y sus familiares y castigue con penas más severas a los agresores.

En México, unas 200 personas se concentraron en la estatua del Ángel de la Independencia con carteles con leyendas como "Ni una más" mientras gritaban "¡Aunque traiga escote, aunque traiga falda, no quiero ser asesinada!".

Muchas de las manifestantes llevaban pintadas en la cara huellas de manos en negro o morado. Otras, como Diana Echeverría, una estudiante de 23 años, se pintó además en sus brazos el lema, "Ni puta, ni santa". Víctima de violencia sexual hace un año, esta joven tuvo que huir de su estado, San Luis Potosí. "Las autoridades se negaron a ayudarme. Me dijeron que así era la vida", indicó.

En Paraguay, activistas de organizaciones tenían previsto para la noche del miércoles una manifestación. La organización paraguaya Mujeres libres de violencia informó que hasta septiembre de 2016 se registraron 27 casos de feminicidios.

En La Paz las mujeres realizarán un paro y una marcha. Otras ciudades bolivianas serán escenario de protestas. Según, el Observatorio Manuela, del Centro de Información y Desarrollo de la Mujer, entre 2013-2015 se produjeron 270 feminicidios en el país andino. En la primera parte del año, 79 mujeres murieron a manos de sus parejas.

En Montevideo está prevista una marcha y en Chile la presidenta Michelle Bachelet llamó a apoyar manifestaciones en distintas ciudades. "Por Florencia Aguirre de Coyhaique. Por Lucía Pérez de Mar del Plata. Por todas las mujeres, yo digo con fuerza #NiUnaMenos", escribió en tu cuenta Twitter en referencia al crimen de la argentina y de una adolescente chilena que fue asesinada por su padrastro.

La marcha en Argentina:

Canción compuesta para el "Ni una menos" en Argentina


BOLIVIA 

19 de octubre: Primera movilización nacional

La primera movilización del 19 de octubre fue una respuesta al llamado al Paro en Argentina por Lucia Pérez, una adolescente violada y asesinada brutalmente. Diferentes colectivos se autoconvocaron y el resultado fueron movilizaciones masivas en varios departamentos.

La Paz:

Cochabamba. Vea el video AQUÍ

25 de noviembre: Segunda movilización nacional

Para la marcha del 25 de noviembre, "Día internacional contra la violencia hacia las mujeres", un comite organizador que llamó a formar el movimiento "Ni Una Menos Bolivia" fue el convocante a nivel nacional que se autodenomino movimiento ciudadano. A la vez hubieron otras iniciativas que se autodenominaron "independientes" con la denuncia de la cooptación del "Ni Una Menos" por ONGs y simpatizantes del gobierno.

La Paz:

{youtube}Qk-B_AYI0ZI{/youtube}

Sucre: "Sin agua pero con un río de sangre por feminicidios"... Vea el video AQUÍ


Posicionamientos

Ni Una Menos oficial

Documento de Posicionamiento Político de "Ni Una Menos Bolivia" ...Descargue en PDF AQUÍ - (271 Kb)

niunamenosboliviaof

MANIFIESTO POLÍTICO #Ni Una Menos TARIJA

NI UNA MENOS BOLIVIA: MOVILIZACIÓN NACIONAL·VIERNES, 25 DE NOVIEMBRE DE 2016

I

En Bolivia, entre 2013 y noviembre de 2016, se registraron mas de 90 feminicidios, y las denuncias por violencia contra las mujeres, superan las 120.000, una cifra que sigue en aumento. En Tarija el 2015 registró 5 víctimas delfeminicidio, cantidad que ya se ha duplicado en lo que va de 2016. 

Estas muertes nos hablan de un país en el que impera la cultura de la violencia contra las mujeres, una sociedad en la que ser niña y ser mujer equivale a vivir en riesgo de muerte. Ayer fueron Olga, Omaira, Ángela, Ermelinda, Mirtha …. hoy puede ser tu vecina, mi hermana, tu madre, nuestras hijas …

Por la impunidad reinante en un sistema judicial ineficiente, por los problemas cotidianos de acceso a la justicia que enfrentan las sobrevivientes y las familias de las mujeres asesinadas por la violencia feminicida, por las acciones históricas del movimiento feminista de las mujeres en todo el país que durante las últimas décadas vienen interpelando al Estado y a la sociedad demandando políticas contra la violencia y un cambio de los patrones culturales: las mujeres y los hombres de Tarija y Bolivia decimos ¡NiUnaMenos!

II

Hoy centenares de mujeres y hombres movilizados, desde esta Tarija sureña, fronteriza, indígena y campesina, expresamos:
Detrás de la imagen de sociedad feliz que Tarija proyecta al país, se esconde una dramática realidad de mujeres, niñas y niños víctimas de violencia, feminicidio, tráfico internacional e impunidad resultante de un sistema judicial ineficiente, que impide el acceso a la justicia. Nuestra ubicación geográfica nos convierte en una región privilegiada para la trata y tráfico de mujeres, niños y niñas, quienes cotidianamente son negociadas como mercancías para el sexo y el trabajo esclavo.

- Hoy interpelamos a una clase política tarijeña que nunca, en el pasado y tampoco en el presente asumió un compromiso auténtico con los derechos de las mujeres y la niñez a una vida libre de violencia y discriminación, que nunca vislumbró que el desarrollo y la prosperidad soñada para Tarija, implica ante todo dar un presente y futuro en el que la mitad de su población, cada mujer y niña de la ciudad y del campo ejerza el derecho de vivir libre del acecho del feminicidio, la violación, los golpes, el acoso y el abuso.

- No importa que tan lejos nos lleven las carreteras asfaltadas -cuestionable emblema de nuestro desarrollo-, si siempre encontraremos en ellas los rastros de la violencia, porque no hay punto geográfico de esta Tarija en donde no se encuentren los testimonios de las niñas y mujeres víctimas de la violencia, el feminicidio o el abuso sexual.

- Debajo de este mismo suelo que alberga el gas, también se encuentran sepultados los cuerpos de decenas de mujeres y niñas de las ciudades, de las áreas rurales y de los pueblos indígenas, víctimas del feminicidio.

- Interpelamos al Estado y gobierno nacional, por la ausencia de políticas nacionales para prevenir la violencia de género, erradicarla y brindar efectiva protección a las víctimas.

- Interpelamos a un Estado que hasta hoy no aplicado ningún medida efectiva para erradicar la naturalización de la cultura de violencia contra las mujeres y la niñez bolivianas y que hasta hoy no cumplió las promesas de brindar un sistema de justicia efectivo.

- Demandamos a los medios de comunicación el tratamiento adecuado de los casos de violencia contra las mujeres y las niñas, así como la erradicación de la utilización de estereotipos patriarcales en sus informaciones. Por ello estamos aquí juntas: sobrevivientes de la violencia, familiares de las víctimas del feminicidio, mujeres del campo, de la ciudad y de los pueblos indígenas del chaco, en nuestra condición de ciudadanos y ciudadanas autoconvocadas, sin banderas político partidarias, sin distinción ni representación de instituciones públicas o privadas, con una sola consigna que une nuestras voces ¡Ni Una Menos por violencia machista!.

- Somos mujeres del chaco que desde nuestra lejanía y despojo territorial, desde nuestras propias formas de resistir la violencia nos sumamos al clamor de la búsqueda de justicia y una sociedad sin violencia para las mujeres y las niñas indígenas.

- Somos mujeres con discapacidades, con realidades invisibles e invisibilizadas que hoy decimos estamos aquí, reclamando nuestros derechos.

- Somos mujeres y niñas de las fronteras y traídas a las fronteras, arrancadas de nuestros hogares como objetos que se pueden traficar para exigir que se erradique el flagelo de la trata y tráfico que trunca nuestras vidas.

- Somos mujeres con identidades sexuales diversas, lesbianas, transgénero y bisexuales que hoy decimos, tenemos el derecho de vivir nuestras sexualidades en libertad, respeto y dignidad, sin discriminación ni violencia.

- Somos hombres de diferentes edades quienes asumimos que la voz de Ni Una Menos es también nuestra, porque no hay sociedad que logre erradicar la violencia machista sin el compromiso de los hombres con esta causa.

III

La lucha contra el feminicidio y la violencia de género exige una respuesta múltiple de todos los poderes del Estado y de todas sus instancias: Nacional, departamental y municipal. Por ello demandamos:

§ La aplicación de políticas nacionales integrales para la prevención, asistencia y erradicación de la violencia contra las mujeres y las niñas, y la asignación del presupuesto necesario para su ejecución.

§ Recopilación y difusión de estadísticas nacionales, departamentales y municipales oficiales sobre la violencia contra las mujeres y las niñas.

§ Garantías efectivas de protección a las víctimas de violencia, con la implementación de tecnologías, sistemas y equipos profesionales especializados para brindar seguridad a las víctimas y testigos.

§ Garantías para el acceso de las víctimas a la justicia, lo que implicará la atención a cargo de personal especializado tanto en el Ministerio Público como en la Fuerza Especial de Lucha Contra la Violencia, tanto en la capital como en provincias.

§ Implementación en todas las currículas educativas en los diferentes sistemas y niveles la educación para prevenir la violencia machista, los noviazgos violentos y los embarazos no deseados y erradicar los estereotipos sexistas de la sociedad boliviana.

§ La creación de una Secretaría de Género dentro de la estructura del Gobierno Autónomo Departamental que de manera específica y con presupuesto suficiente encamine un Plan Departamental para promover la igualdad entre los géneros y un Plan Departamental de Prevención y Erradicación de la violencia de género, considerando las necesidades específicas de las mujeres de las áreas rurales, mujeres indígenas, mujeres con discapacidades, las poblaciones fronterizas y las diversidades sexuales.

§ Un Plan Departamental de acción para prevenir la violencia sexual hacia las niñas y niños en la escuela, considerando las necesidades particulares de las niñas de áreas rurales e indígenas.

§ La creación urgente del segundo juzgado especializado de Violencia por Razón de Género en la capital y la creación del mismo juzgado en cada una de las provincias, con personal y recursos adecuados para el desempeño de sus funciones.

§ La creación de la Fuerza Especial de Lucha contra la Violencia en todas las provincias del departamento.

El cumplimiento a estas demandas es el camino al país y al departamento en el que queremos vivir porque garantiza la vida.

Todas y todos traemos una flor blanca, que representa a la niña cuya voz no puede ser escuchada, cuyos sueños corren el riesgo de ser truncados por la violencia y el feminicidio. Estas flores blancas son la reafirmación de nuestro compromiso de luchar hoy por ellas. Erradicar la violencia contra las mujeres y las niñas en el país y en este suelo tarijeño, debe ser el principal imperativo para una administración nacional y departamental que se precien de gobernar bajo los principios de la vida, los derechos humanos, la igualdad y la democracia.

¡Ni Una Menos! Vivas y libres nos queremos

Tarija, 25 de noviembre de 2016.

 


 Movimientos independientes

¡Basta de Violencia Machista! ¡Ni Una Menos combativo y con independencia política!

Hoy tomamos las calles, así como cotidianamente nos organizamos en las fábricas y sindicatos, universidades y escuelas, para alzar la voz junto a más compañeras al grito de ¡Ni Una Menos!

En Bolivia la violencia patriarcal nos roba la vida de al menos una mujer cada tres días. A un mes de cerrar el año, la cifra de feminicidios en el país está bordeando la centena: 94 mujeres asesinadas por la violencia patriarcal (cantidad que supera al año 2015), cuyas hijas e hijos, padres y hermanos, deben enfrentar la impunidad de los victimarios, de la que el aparato judicial al servicio de los más ricos, es cómplice.

niunamenoscombativoLa “justicia” tan mentada que el MAS prometió con la Ley Nº348, no ha dejado de ser una mercancía de alto costo, disponible solo para quienes pueden ejercer influencias dentro de los procesos manchados de revictimización. Son las mujeres empobrecidas, las mujeres trabajadoras, las mujeres precarizadas, las más expuestas por el Estado a diluirse en las cifras de impunidad. Sabemos también que estas mujeres son las más golpeadas por la violencia estatal de la penalización del aborto, que en nuestro país se cobra la vida de más de 480 mujeres año tras año, condenadas por las autoridades estatales a morir en la clandestinidad.

El gobierno salió hipócritamente levantando la bandera de la “despatriarcalización” hoy 25 de noviembre, integrando a los militantes del MAS y toda la institucionalidad a su control, además de la vergonzosa presencia del aparato represivo policial y militar, a un desfile desagradable de hipocresía; de igual forma que los demás partidos de la burguesía (UN, SOL.BO, PDC. etc.) pretenden tomar la consigna “NiUnaMenos” de manera utilitaria. Son ellos, su régimen y Estado capitalista y patriarcal, los principales responsables de garantizar la impunidad, dejar en exposición a las víctimas y alentar el machismo en todas sus formas, desde los “chistes” y dichos machistas de Evo Morales, hasta los ya conocidos actos de acoso sexual público del opositor representante de la oligarquía cruceña, Percy Fernández. A lo que se suman además las supuestas representantes de las mujeres que guardan silencio cómplice frente a los actos de misoginia de sus correligionarios, como lo fue la violación del militante del MAS, Domingo Alcibia, el año 2013 en la Asamblea Legislativa Plurinacional de Sucre, a una trabajadora de limpieza; más por el contrario, éstas justifican el machismo de las altas esferas, como cuando la senadora Nélida Sifuentes (MAS), señalo que “Percy es metemano, pero hace buenas obras”.

Nos negamos a ser víctimas pasivas de golpes, maltratos y muerte que nos impone el patriarcado y este sistema decadente en su conjunto, que no solo nos aqueja con la brutalidad del Machismo, sino también nos hace dobles víctimas de la violencia capitalista, pagándonos menos salario por igual trabajo, echándonos por la condición de embarazo, relegando para las mujeres los trabajos más precarios y siendo las primeras en echar a la calle frente a la crisis económica por considerarnos el patrón “menos rentables”. Por todo ello mantenemos nuestra independencia política frente al gobierno y todas las variantes de partidos patronales, los empresarios y las instituciones como muchas ONG’s que buscan la “unidad” en abstracto, cuestionando que no marchemos con los garantes de la opresión y explotación que recae con más dureza sobre nosotras ¡Le decimos no a la utilización de esta lucha y vamos por un Ni Una Menos verdaderamente combativo e independiente!

Desde Pan y Rosas buscamos que hoy el grito de NiUnaMenos sea el grito de todas nuestras muertas víctimas de feminicidio, el grito de lucha y llamado de organización a las compañeras silenciadas por el machismo en su hogar, aula universitaria o fábrica, así como el grito de las obreras explotadas para decir también ni una mujer más precarizada y en la calle.

Ante la oleada de brutales feminicidios, junto a otras organizaciones y activistas independientes llamamos a exigir la declaratoria de Alerta Roja así como conformar una plataforma que luche por el 25N y por más que una sola jornada; que debata y active frente a toda forma de violencia machista, para así poner en pié un gran movimiento de mujeres que sea capaz de combatir el machismo en todas su expresiones, que haga frente y se delimite de quienes sustentan este régimen de opresión y explotación. ¡Vamos por un Ni Una Menos verdaderamente combativo e independiente del gobierno, partidos burgueses, iglesias y ONG’s!
Pan y Rosas (Liga Obrera Revolucionaria LOR.CI + Independientes)


 

25N: Día internacional contra la Violencia hacia las Mujeres

El estado es el responsable

Los casos de feminicidio en el país, siguen y suman, y no hay ley contra la violencia hacia la mujer (L.348) que pueda frenarlos.

En octubre una movilización internacional en repudio al brutal asesinato de una joven argentina, también se realizó en Bolivia. La manifestación fue el termómetro de un despertar de la conciencia de una parte de la población que se opone a una realidad que, en lo que va del año, terminó con la vida de 89 mujeres bolivianas (cifras registradas).

Pero no sólo el repudio legítimo hacia la violencia contra las mujeres estuvo presente en tal movilización. El estado, los partidos de la burguesía y las ONGs que lucran con el problema de la mujer, se montaron en la movilización. Su presencia tenía el fin de mostrar el evento como un acto de “unidad nacional” contra la “violencia machista”, quitándole absoluta responsabilidad política al estado burgués y a sus partidos, encubridores de los feminicidios y la violencia hacia las mujeres y, sostenedores de un régimen basado en la explotación y opresión. Lo que pretenden colocar tras la colaboración clasista a cualquier movimiento independiente que empiece a surgir. Es por eso que la consigna Ni Una Menos, en principio surgida desde los sectores pequeño-burqueses, pero que a nivel latinoamericano fue tomado por miles de mujeres que comprenden la necesidad de luchar contra la violencia hacia la mujer; en Bolivia se lo apropió el feminismo ongero-pequeñoburgués-oficialista, cuyo objetivo es vaciar al movimiento de mujeres de todo contenido político y enfilarlas tras de la unidad con la burguesía.

Para enfrentar la lucha contra la violencia hacia la mujer

Para frenar la Violencia hacia la mujer no solo basta con que Evo y sus llunkos cierren la boca para evitar sus insultos machistas. No basta el discursito pequeñoburgués de decirle a la víctima que “se ame” y deje al agresor. Y, de ningún modo, la salida es la unidad con las mujeres de la burguesía, a quienes no les tiembla la mano cuando hay que despedir obreras, recortar beneficios, evadir cargas sociales, etc.

Para que no haya más muertas por feminicidio se necesitan más centros de acogida gestionados por las propias mujeres víctimas de violencia. Para decir Ni Una Menos, se necesita fuentes de trabajo digno e igual salario para las mujeres, pues esto les otorga autonomía económica. Para acabar con la violencia hacia las mujeres se precisa acabar con la explotación capitalista, principal sostén de la violencia y la opresión hacia las mujeres y hacia la humanidad entera.

Desde Socialismo Revolucionario, reivindicamos el Ni Una Menos pero con una perspectiva obrera y socialista, independiente de la burguesía y de sus partidos, pero no de la clase obrera.


“25N a denunciar al Estado opresor y violento”

Con una mitin a las 9 de la mañana en la Facultad de derecho, para luego reunirnos en un plantón frente a la alcaldía y gobernación,

sucre25Organizaciones, colectivos y personas independientes del gobierno ONGs, y partidos burgueses nos auto-convocamos al plantón por el 25 de noviembre día Internacional de la No Violencia Contra la Mujer, conmemorando el feminicidio de las hermanas Mirabal, quienes fueron, secuestradas violadas y finalmente asesinadas por el régimen de Trujillo, en la República Dominicana.

Las hermanas Mirabal y otras mujeres combativas, supieron que la lucha por nuestras vidas, liberación y territorio, solo es posible si terminamos con ese sistema de opresiones que impone el capitalismo, patriarcado y colonialismo, que determina una sociedad de clases sociales y de privilegios de género, o raza, la que es estructuralmente violenta y opresiva con la humanidad y la naturaleza.

Sin embargo, este sistema recae doblemente sobre nuestros cuerpos y vidas, porque además de sufrir la explotación laboral, al igual que los varones, gran parte somos casi esclavas en los hogares, donde podemos ser violadas, obligadas a parir y finalmente asesinadas, en manos de aquellos que asumen el dictamen capitalista y patriarcal de que somos su propiedad privada

Es por eso, que nos auto convocamos y convocamos a los compañeros para denunciar al Estado y quienes lo administran, como el principal responsable de la violencia estructural hacia las mayorías, pero de forma particular sobre nosotras, pues el capitalismo en crisis se ensaña más con nosotras, ya que al estar encargadas del hogar y el cuidado de los hijos, en este tiempo de crisis económica y escases de agua, cae en nuestros hombros administrar las miserias en nuestros hogares. Mientras expropian nuestros territorios para dárselos a las transnacionales, somos nosotras, las que al migrar, no conseguimos trabajo, debido a la maternidad, o de lo contrario nuestros salarios son inferiores a lo establecido, y muchas tenemos que optar por trabajos informales exponiendo a nuestros hijos en las calles.

Exigimos solución del tema de agua en Sucre y Bolivia, específicamente en Sucre nos oponemos a la construcción del teleférico mientras no se solucionen temas básicos.
Que el Fiscal general de Sucre, se pronuncie para que continúe el caso de trata y tràfico sobr miembros de la secta Moon

Trabajo estable con derechos laborales

Guarderías en los trabajos y la universidad

Expulsión y sanción de quienes acosan violan en las universidades u otros espacios, como por ejemplo el caso de la violación en el encuentro indígena de comunicación de Aya Yala, donde las y los masistas han querido tapar el tema, como lo hicieron con el caso de Alcibia y HUmana

Expulsar a las trans nacionales de lugares como Chepete y Bala y el illimani, tIPNis

PORQUE LA LUCHA DEL PUBLO ES DE LAS MUJERES