CONAMAQ orgánico se adhiere a la petición de Plataforma BLT

conamaq tallerEl Consejo de autoridades del CONAMAQ orgánico -la organización de indígenas de tierras altas independiente del gobierno- invitó a la Plataforma BOLIVIA LIBRE DE TRANSGENICOS para analizar el tema de las semillas nativas y la importación de 400 mil toneladas de maíz transgénico. (23 de sept. de 2016)

Un amplio debate sobre los transgénicos en el mundo y en Bolivia, sirvió para fortalecer el posicionamiento de esta organización indígena de seguir apostando a la producción orgánica y ecológica.

Al respecto informan las autoridades Aurelio Ambrosio y Antonio Machaca en el programa radial de Somos Sur:

 

ESCUCHE EL AUDIO AQUÍ

 

 Radio Somos Sur, 25 de septiembre de 2016

 


 

  Por su parte el CONAMAQ Orgánico difunde una RESOLUCION al respecto:

Resolución de Rechazo a los Transgénicos y a la Norma General Sobre Semillas de Especies Agrícolas

conamaq

En el marco de sus competencias y atribuciones como autoridades del Consejo Nacional de Ayllus y Marcas del Qollasuyu CONAMAQ Orgánico y sus naciones originarias y respaldados jurídicamente por la convenio 169 de la OIT y la Declaración de las Naciones Unidas, asi también la Constitución Política del Estado de manera clara y contundente el Artículo 2 reconoce la preexistencia de los pueblos y garantiza la libre determinación de los pueblos y naciones indígenas originarias campesinas

Del mismo modo, en su artículo 349 reconoce la propiedad de todos los recursos naturales como propiedad del pueblo boliviano.

En relación a los recursos genéticos la CPE en su artículo 381 indica que:

El Estado protegerá todos los recursos genéticos y microorganismos que se encuentren en los ecosistemas del territorio, así como los conocimientos asociados con su uso y aprovechamiento….

Respecto al registro comunitario de recursos genéticos, plantas medicinales y todo el conocimiento asociado a estas prácticas, como en la CPE en sus artículos 42 y 304.

Del mismo modo tanto la Ley de Revolución Productiva Comunitaria Agropecuaria y la Ley de la Madre Tierra, promueven acciones y procedimientos para que los pueblos y naciones indígena originarios campesinos, en el marco de su libre determinación, asuman acciones de conservación, y promoción de sus conocimientos locales para la producción de semillas y alimentos, enmarcados en el paradigma de la Soberanía Alimentaria y el Vivir Bien.

Por todo lo mencionado anteriormente,

SE RESUELVE

  • Que las naciones del Consejo Nacional de Ayllus y Marcas del Qollasuyu CONAMAQ Orgánico y sus naciones originarias en estricto apego a nuestro derecho a la libre determinación y en el marco de nuestra territorialidad promovemos el registro comunitario de nuestras semillas nativas y especies vegetales bajo los siguientes criterios.

  • Que los pueblos y naciones indígena originarios campesinos reconocemos que los alimentos y nuestras semillas nativas son el resultado de miles de años de crianza, manejo y mejora constante por todos los pueblos del mundo, donde las mujeres y nuestros pueblos ancestrales jugaron un rol importante.

  • Que conscientes de que nuestras semillas nativas y la biodiversidad son parte del derecho a la vida, al autogobierno y al territorio de los pueblos; la defensa de nuestras semillas es un derecho básico irrenunciable para la soberanía alimentaria y la vida misma de los pueblos.
    Que reivindicamos que nuestras semillas nativas producidas localmente tienen la capacidad de adaptarse a todo tipo de variaciones del tiempo y no nos generan dependencia en el uso de insumos productivos ni tecnológicos como es en el caso de las semillas trangénicas.

  • Que valoramos que la diversidad de nuestras semillas posee propiedades medicinales y alimenticias y que sus diferentes formas de uso y manejo fortalecen nuestras culturas y nuestras relaciones comunitarias según nuestra cosmovisión, nuestras fiestas y momentos de alegría, además de promover prácticas productivas amigables con nuestra Madre Tierra.

  • Que promovemos nuestras prácticas culturales y comunitarias de intercambio, flujo y circulación de nuestras semillas. Estas prácticas fortalecen nuestras relaciones e integración entre familias y pueblos. Conocedores de que en nuestras comunidades desde siempre desarrollamos prácticas de cooperación basadas en el ayni, umaraqa, donde el intercambio y circulación de semilla adquiere un rol importante.

  • Que promovemos que las semillas son un bien común y patrimonio colectivo de los pueblos. No reconocemos ningún tipo de propiedad privada y reprochamos cualquier intento de privatizar y patentar nuestras semillas. Por lo tanto no permitiremos que nuestras semillas sean privatizadas por ningún tipo de empresa o institución estatales y privadas.

  • Exhortamos a nuestros pueblos y comunidades productoras a mantener la biodiversidad existente, difundir, multiplicar e incrementar su biodiversidad, potenciando los flujos, venta e intercambio libre de todas las semillas.


  • Y reprochamos enérgicamente que en el mundo entero, empresas transnacionales guiadas por la lógica de la ganancia están promoviendo la privatización de nuestras semillas y de la vida misma, a través de sistemas de patentes y leyes que sobrepasan los intereses de los pueblos.

  • Del mismo modo, repudiamos la actitud de autoridades nacionales que a través de decretos supremos y resoluciones ministeriales también están promoviendo mecanismos de registro y certificación de semillas, que en el fondo son la vía hacia la privatización de todas las semillas cultivadas en territorio nacional.

  • Demandamos de la sociedad, de nuestras organizaciones sociales y de productores la defensa de nuestra vida y semillas ante cualquier intento de privatización de las mismas.

  • Demandamos de nuestra sociedad la defensa insaciable de nuestras semillas ante cualquier contaminación, alteración o modificación de nuestras semillas como sucede con las semillas transgénicas, que impida que las futuras generaciones reciban este legado ancestral.

  • Convocamos a todos los pueblos del mundo, en especial a las mujeres, a potenciar su ancestral cualidad de preservar, utilizar, intercambiar, comercializar las semillas libremente para transformarlas en alimentos sanos, nutritivos y reproducir la vida comunitaria.

  • Rechazamos el Decreto Supremo del 2 de agosto, sobre la importación de maíz transgénico, así también como la Norma General sobre semillas de especies agrícolas.

Por consiguiente, en señal de conformidad de la presente Resolución firman las Autoridades Originarias del Consejo Nacional de Ayllus y Marcas del Qollasuyo CONAMAQ Orgánico y sus naciones.

Es dado en la ciudad de Cochabamba, el 23 de septiembre de 2016


Conozca la  Carta al Presidente que solicita Aclaración sobre la importación del maíz transgénico.

maiztransgenico

Ver AQUÍ