Campaña: "¡No quiero GLIFOSATO en mi plato!"

Consumidores y pequeños productores de Bolivia estamos en estado de alerta. El herbicida GLIFOSATO fue declarado como  "probablemente cancerígeno" por la Organización Mundial de la Salud-OMS.

Escuche algunos audios sobre el tema:

Vea la  CARTA ABIERTA AL PESIDENTE DEL ESTADO PLURINACIONAL DE BOLIVIA, Sr Evo Morales A. para exigir la PROHIBICION y CONTROL de este agrotóxico, que solo beneficia a las empresas que negocian con los alimentos.

CARTA ABIERTA AL PRESIDENTE DEL ESTADO PLURINACIONAL DE BOLIVIA, Sr Evo Morales A.

glifosatoCon copia a su equipo ministerial:
David Choquehuanca - Ministro de Relaciones Exteriores;
Ramiro Orellana – Ministro de Planificación del Desarrollo;
Ariana Campero Nava - Ministra de Salud;
María A. Moreira López - Ministra de Medio Ambiente y Agua;
Ana V. Ramos - Ministra de Desarrollo Productivo y Economía Plural;
Nemesia Achacollo - Ministra de Desarrollo Rural y Tierras.

Bolivia, Septiembre 7 del 2015

Ref.: Solicitud de Prohibición y control del Glifosato

 

Estimado Sr. Presidente Evo Morales

Somos ciudadanos y ciudadanas bolivianas vinculadas a la producción, industrialización, comercialización y consumo de alimentos sanos y agroecológicos.

En esta oportunidad nos dirigimos a su persona, amparados en nuestra Constitución Política del Estado Plurinacional (CPEP) Artículos 16; 24; 21 inc. 5); 34; 242 incisos 3), 1), 8); 343 y 344 párrafo II; en la ley del Medio Ambiente artículos 92 y 93, conscientes de que su mandato es el proteger la salud de población del Estado Plurinacional, así como sus recursos naturales y a la Madre Tierra en cumplimiento del principio Precautorio y del principio de prioridad de la prevención establecidos en el Articulo 4 incisos 4) y 8) de la Ley Marco de la Madre Tierra y desarrollo integral para vivir bien y art. 2 inciso 4) de la Ley de los Derechos de la Madre Tierra; siendo sujetos activos, legitimados y obligados a exigir la protección y garantía de los derechos de la madre tierra tal cual lo establece el artículo 39 de la Ley Marco de la Madre Tierra y por el derecho a una alimentación sana y de calidad.

En virtud de ello, nos dirigimos a su Autoridad haciéndole llegar nuestra petición de tomar las medidas necesarias para que se controle y prohíba el ingreso, uso y comercialización del glifosato en Bolivia, a fin de precautelar nuestro ambiente, los derechos y principios de la madre tierra, la salud de la población y animales y la soberanía alimentaria; al amparo de los artículos 37; 407 inciso 11); 33; 34 de la Constitución y el art. 216 inc. 9) del Código Penal; debiendo tomar en cuenta que ingresan anualmente hasta 12 millones de litros de este herbicida-agrotóxico, al país que son utilizados por el agronegocio y consecuentemente consumidos por la población boliviana. (Datos Probioma).

¿Por qué nuestra preocupación?

Nuestra intranquilidad se acrecienta al evidenciar que, según el INE y APIA - Santa Cruz, hasta el año 2012 la importación del conjunto de agroquímicos (Insecticidas, Fungicidas y Herbicidas), fue de 90.300 toneladas métricas, es decir que la población boliviana estaría consumiendo 9.03 kilos/año de agrotóxicos, cifra que supera los 5.2 k. consumidos por la población brasilera que se mantiene alerta y movilizada ante este problema catalogado de genocidio. También es importante subrayar que el INE develó el 2014, que Santa Cruz 63%, Cochabamba 61% y Tarija 58%, en ese orden, son los distritos del país que tienen alta incidencia de contaminación del agua por productos agroquímicos.

Por otro lado, también respaldamos nuestra solicitud en base a la Organización Mundial de la Salud – OMS, quien recientemente ha convocado a un grupo de científicos para anunciar que el glifosato, sustancia activa del herbicida más utilizado en el mundo, el Roundup de Monsanto, es "probable cancerígeno para el ser humano". Precisamente, la Agencia Internacional para la Investigación sobre Cáncer (IARC) de la OMS, en marzo de este año ratificó que el “glifosato” es cancerígeno.

De la misma manera la Federación Sindical de Profesionales de la Salud de Argentina (FESPROSA) indica que “El glifosato no solo provoca cáncer; también está asociado al aumento de abortos espontáneos, malformaciones genéticas, alergias, enfermedades de la piel, respiratorias y neurológicas”. Sin olvidar la profunda gravedad del impacto por fumigaciones en los suelos y el agua y sus consecuencias para el mantenimiento de los ecosistemas y los sistemas productivos como corrobora la literatura científica. Fue precisamente a raíz de las evidencias científicas y denuncias que varios países del mundo decidieron suspender o prohibir el uso del glifosato; entre estos países se encuentran: Colombia, Ecuador, Francia, Holanda, Dinamarca, Hungría y otros países que ya avanzaron en este sentido.

También es de su conocimiento que la Coordinadora Latinoamericana de Organizaciones del Campo CLOC y La Vía Campesina Brasil aportaron el estudio, “Porque los cultivos transgénicos son una amenaza para los agricultores, la soberanía alimentaria, la salud y la biodiversidad en el planeta”, elaborado por ocho científicos/as de diversos países del mundo donde se destacan las evidencias por las que este modelo agrario no debería implementarse.

¿Y Bolivia qué?

En Bolivia estos hallazgos científicos hacen necesario que se adopten rápidamente medidas de precaución, control y prohibición de la importación, comercialización y utilización del glifosato; a fin de preservar nuestra salud, el medio ambiente, los derechos de la Madre Tierra y nuestra seguridad y soberanía alimentaria.

Asimismo le hacemos la petición de poner en práctica los principios precautorios y de prioridad de la prevención establecidos en el Art. 4 incisos 4) y 8) de la Ley Marco de la Madre Tierra y se prohíba y controle en Bolivia el ingreso, uso y comercialización del glifosato y productos transgénicos, destinados a la producción agrícola, en especial, de aquellos productos alimenticios destinados a los desayunos escolares y los paquetes Subsidio de Lactancia, por que atentan contra la vida, la salud y alimentación de la población en general.

Finalmente, es de vital importancia para nosotras la construcción de una Bolivia libre de transgénicos y agrotóxicos, debido a que representan un peligro para la salud de las presentes, de las futuras generaciones, de la de todos los seres vivos y de la Madre Tierra.

Le enviamos un atento saludo, a la espera de una inmediata respuesta.

M

Adj. Copia de estudios y cartas contra el glifosato y los transgénicos.


 Y puedes firmar la carta en el espacio de AVAAZ

También le recomendamos revisar el siguiente blog:

bolivialibredetransgenicos.blogspot.com