Warning: strpos() expects parameter 1 to be string, array given in /home/somossur/public_html/plugins/content/jw_allvideos/jw_allvideos.php on line 473

Warning: explode() expects parameter 2 to be string, array given in /home/somossur/public_html/plugins/content/jw_allvideos/jw_allvideos.php on line 474

Warning: Invalid argument supplied for foreach() in /home/somossur/public_html/plugins/content/jw_allvideos/jw_allvideos.php on line 476

Dossier actualizado de apoyo a las luchas a favor del TIPNIS

170826 paisaje tipnisEL TIPNIS.  Ahí fluyen tus ríos; ahí fluye la vida; ahí habitan pueblos indígenas.  

 En torno a este Territorio Indígena Parque Nacional Isiboro Sécuré de más de un millón de hectáreas ha surgido una serie de intereses políticos y económicos (petroleros, mineros, madereros y cocaleros).  

 Es ahi  donde -a partir de la Octava Marcha del 2011- se visibilizan los problemas y se generan centenares de articulos, videos, tesis, foros, leyes, decretos y consultas, como también contramarchas, represión y manipulación y RESISTENCIA.

 Aqui ofrecemos una nueva sistematización de materiales en apoyo a una verdadera visibilización del BOSQUE en medio de tantos ARBOLES.

PARA ENTENDER EL NUEVO CONFLICTO DEL TIPNIS

Escuche una breve entrevista con Manuel Morales Alvarez en momentos en que un proyecto de ley busca quitar la intangibilidad al Territorio Indígena. Originarios, organizaciones y activistas reavivan la resistencia. El problema resurge tras seis años: "6 Preguntas y 6 Respuestas  en torno a la Ley 266": 

1. ¿Qué intereses se juegan hoy por hoy en el TIPNIS?

2. ¿Cómo entender las campañas en contra de dirigentes indígenas?

3. ¿Porque el apuro del gobierno de aprobar la nueva Ley?

4. ¿Porqué no "meterle", si solo faltan 16 km.?

5. ¿Existen alternativas?

6. ¿Y la RESISTENCIA?

Radio Somos Sur, 6 de agosto de 2107 (conduce Maria Lohman) - Duración: 15 min


 

MAPAS DEL TIPNIS, PUEBLOS INDíGENAS Y 3 TRAMOS  DE UNA SOLA CARRETERA

El proyecto comprende 360 kilómetros. El tramo I, que tiene 47 kilómetros, va de Villa Tunari a Isinuta, mientras que el III, con 82 kilómetros va de Monte Grande a San Ignacio de Moxos. Desde 2012 se trabaja  en ambos  trazos, mientras que el tramo II, que fue congelado por la protesta indígena, tiene una extensión de 177 kilómetros y es el que debería pasar de Isinuta a Monte Grande, por el medio del parque.

mapaproyectoTIPNS  mapacoca tipnis

 mapa1  mapaexploracionpetrolera

mapaintereses2300 


 

REFRESCANDO LA "MEMORIA TIPNIS"

ESTUDIOS  Y ANÁLISIS PREVIOS A LOS CONFLICTOS  

Septiembre 2010. Foro Departamental: Territorio Indígena y Parque Nacional Isiboro Sécure Subcentral TIPNIS - Campaña en Defensa del TIPNIS 

2010: Análisis Carretera Villa Tunari – San Ignacio de Moxos: La vía de la colonización y la expansión de la coca en el TIPNIS  (FOBOMADE)

2011. El documento "Evaluación Ambiental Estrategica para el Desarrollo Integral Sustentable del TIPNIS", elaborado por el Servio Nacional de Áreas Portegidas-SERNAP en julio de 2011, demuestra que no hay la necesidad de la construcción de la carretera del tramo dos entre; Villa Tunari - San Ignacio de Moxos. Este documento es relevante para la información y conocimiento del TIPNIS, debido a que fue entregado el mes de Julio de 2011.

2011: Otro estudio técnico de la UMSS concluye que "la carretera que pasa por el centro del TIPNIS NO es ecológica ni medio ambientalmente viable".  

CONTRATO IRREGULAR EN MEDIO DE ESTUDIOS QUE RECHAZAN LA CARRETERA POR MEDIO DEL TIPNIS

15 de febrero de 2011: MEGACONTRATO CON BRASIL. El gobierno bolivianoy el Banco Nacional de Desarrollo Económico y Social de Brasil suscribieron el Contrato de Colaboración Financiera N° 10219991 por 332 millones de dólares, destinados al financiamiento del proyecto vial por el TIPNIS.  Aprobación de millonario contrato para construir la carretera Villa Tunari- San Ignacio de Moxos (3 tramos)

MARCHAS, CONTRAMARCHAS Y DENUNCIAS 

Agosto/ Septiembre de 2011: VIII MARCHA INDIGENA. Pobladores del Tipnis caminaron por 65 días frente al proyecto de construcción de la carretera San Ignacio de Moxos-Villa Tunari. Partieron de Trinidad (Beni) con dirección a La Paz. Tras una violenta represión en Chaparina, el 25 de septiembre, la llegada de la columna a la sede der Gobierno logró la aprobación de una norma que instituye la protección al territorio. 

Octubre de 2011. LA CARRETERA NO VA MAS. El 24 de octubre de 2011, tras casi tres meses de protesta, el presidente Evo Morales promulga la Ley 180, que instituye la intangibilidad al Territorio Indígena, con lo que se desecha el proyecto para construir la carretera.

Bolivia: la carretera cancelada que dio lección ambiental a gran banco brasileño

Febrero de 2012:  Ley de Consulta previa. A fines de 2011 se realiza una contramarcha con dirigentes afines al gobierno. El 10 de febrero de 2012, el Gobierno promulgó la Ley 222 de Consulta Previa en el Tipnis para saber si se acepta la construcción de la carretera entre Beni y Cochabamba a través del parque. 

2012: Río+20: Indígenas denuncian el doble discurso de Evo. "Extractivismo y defensa de la Madre Tierra": Informe de CEDLA

Abril a Julio de 2012.  Novena marcha: Por segunda vez en menos de un año indígenas recorren alrededor de 600 Km., desde la ciudad de Trinidad hasta la sede de gobierno, rechazando la Ley 222.

DOBLE DISCURSO DEL GOBIERNO PARA "METER SI O SI" LA CARRETERA

Julio a diciembre de 2012: El gobierno  aplica la Consulta e indica que una mayoría de las 69 comunidades del TIPNIS quiere la carretera, mientras informes internacionales y nacionales demuestran lo contrario.

2013. El gobierno avanza en la construcción de los tramos 1 y 3 con "empresas nacionales". El presidente  recalca que de los 306 kilómetros que comprende el proyecto, en sólo 50 no existe camino. Incluso, indicó, que en 17 kilómetros de la reserva, que es una parte virgen, se construiría la carretera. (octubre de 2012)

2014. El Gobierno descarta la construcción del tramo 2. El presidente Evo Morales en enero de 2014 informó que el crédito suscrito entre Bolivia y el Banco Nacional de Desarrollo del Brasil (BNDES) para la construcción de una carretera por medio del Tipnis, se perdió. Por su parte,  el vicepresidente Alvaro García Linera habló en una conferencia en Buenos Aires, que "La carretera YA NO VA"

{youtube}WsuJuxRJ_Ls&feature=youtu.be{/youtube}

2015 - 2017. El gobierno avanza en la construcción de los tramos 1 y 3, mientras inicia la construcción - de manera ilegal - de dos puentes en el tramo 2 (núcleo del TIPNIS)

Marzo de 2017. Continúan maniobras para aprobar la construcción del tramo 2. En un acto público, el jefe de Estado manifestó  que “ese camino a Villa Tunari ya hubiera estado terminado. Como algunos grupos nos perjudican, no importa. No perdemos la esperanza de retomar, mucho dependerá de ustedes, del pueblo beniano”.


Julio de 2017. Proyecto de Ley 266.  El 3 de julio, diputados del MAS y dirigentes indígenas afines al Gobierno -que fueron desconocidos por las comunidades del TIPNIS-, respaldados en la "consulta" del 212, presentaron a la Asamblea un proyecto de ley para anular la intangibilidad. Esa Ley 266-17 de  "Protección, desarrollo integral y sustentable del TIPNIS” contempla en su artículo 9 “la apertura de caminos vecinales, carreteras, sistemas de navegación pluvial, aérea y otras, permitiendo la "participación de privados" (art 10) y "un margen de ganancia porcentual favorables para los pueblos indígenas se diseñarán de manera participativa con los pueblos indígenas que habitan el TIPNIS” (art. 10)y en su DISPOSICION ABROGATORIA define que se "abroga la Ley 180" de 24 de oct. de 2011. El día 8 de agosto, en medio de las protestas, el gobierno  buscará aprobar  por mayoría  la Ley en el Senado. 

Agosto de 2017 RESISTENCIA: Organizaciones de la sociedad civil, activistas y algunos dirigentes del TIPNIS  iniciaron diferentes acciones, en La Paz, Cochabamba y Santa Cruz, en defensa de este parque nacional. Marchas, mítines, vigilias y otras acciones se desarrollan en el eje troncal del país demandando al Gobierno el respeto a la Ley 180 que declara la intangibilidad de esta área forestal. El movimiento que se declaró en estado de emergencia convoca a la población a sumarse a la defensa del TIPNIS. Denuncian que la anulación de la Ley 180 posibilita la exploración y explotación de hidrocarburos y la construcción de la carretera que fue rechazada en una marcha en 2012, los representes del movimiento advierten al Gobierno que lo que pueda pasar dentro del TIPNIS es responsabilidad suya. 


resistencia digna

 


MATERIALES AUDIOVISUALES 

Entrevista a dirigentes del TIPNIS

Fabian Gil, presidente de la Sub Central del TIPNIS y Marqueza Teco representante de las mujeres de la Sub Central TIPNIS (julio de  2017)

{youtube}Qmp6kDR7qow{/youtube}

VIDEO DENUNCIA: "La consulta póstuma condicionada en el TIPNIS"

Pueblos indígenas en riesgo: Tipnis y Rositas

{youtube}wxwkT5NYHs8{/youtube}

Documental: "Detrás del TIPNIS"

{youtube}oa0vUZhwRFA{/youtube}

{youtube}M1t1VuBZpe8{/youtube}


TEXTOS DE ANÁLISIS

 La “CONSULTA PREVIA” en opinión de los pueblos indígenas (Dic, 2013)

Elaborado por las organizaciones CIDOB y CONAMAQ:

"Este texto lo escribimos los pueblos indígena originario campesinos de las Tierra Altas y de las Tierras Bajas de Bolivia para entender mejor la “Consulta Previa” en momentos en que el gobierno está a punto de aprobar SU Ley de Consulta que no nos conviene.

La Ley de gobierno no protege el “Derecho a la Consulta” de los pueblos indígenas, sino más bien vulnera nuestros principios y nuestra libre determinación.

Nosotros, como dirigentes orgánicos, dejamos en este pequeño texto nuestra mirada sobre cómo entendemos la CONSULTA PREVIA, LIBRE E INFORMADA, como un derecho que protege nuestro modo de vida y nuestro territorio. Mientras la Ley de Consulta del gobierno se apega al modelo colonial extractivista."

texto consulta

Ver texto completo AQUÍ

 

TIPNIS: Infamia de una “Consulta” manipulada

IMPORTANTE TEXTO que da sustento a las luchas en contra de la construcción de una megacarretera por medio del TIPNIS...Vea AQUÍ


Antecedentes de una promesa

Un ángulo del análisis que explica el porqué existe un empecinamiento del gobierno por construir una carretera por medio del TIPNIS, es la relación de este proyecto y la promesa del presidente a las bases cocaleras de entregarles las tierras del TIPNIS.

"Anular parques nacionales"

El año 2010 los campesinos de Cochabamba realizaron el 14° Congreso ordinario departamental, del cual participó el Canciller David Choquehuanca en representación de Evo Morales y el poder Ejecutivo en general.

En este Congreso la comisión Tierra y Territorio y la plenaria en general, aprobaron rechazar y anular los Parque Nacionales, así como anular las leyes y decretos de los parques o áreas protegidas. Estos parques serán recuperados de inmediato para las organizaciones campesinas (léase colonos).

Un año más tarde, el gobierno empieza la construcción de la Carretera por el núcleo del TIPNIS, ya que es uno de los pedidos de dicho congreso. El año 2011 a nombre del desarrollo de toda Bolivia sobre todo Beni y Cochabamba, y hoy a nombre del desarrollo de los indígenas del TIPNIS, el gobierno lo único que quiere es satisfacer el pedido y los intereses de su base social pequeño burguesa que se entronca con los intereses de las petroleras transnacionales, madereros y soyeros brasileros. Ver documento AQUÍ

Evo Morales prometiendo el TIPNIS a sus bases el 2001:


 

Carretera por el Tipnis

Los Tiempos, 09 de agosto, 2017

En la comisión del Senado de 2009 se descubrió el inmenso sobreprecio de 100 millones de dólares en la construcción de esa carretera, corregido en concepto de José María Bakovic a 200 millones. Existían 22 adendas al contrato original que favorecía a la empresa OAS-Odebrecht de Brasil. Gracias a la movilización indígena y popular se desestimó seguir adelante. Luego vino Chaparina y la quiebra oficialista.

Este empecinado proyecto es un atentado al programa de gobierno con el que iniciamos la transformación política el año 2006, compromiso del Movimiento Al Socialismo por el cual empeñé toda mi existencia profesional idealizando a un partido y a un proyecto que devino en frustración en el cumplimiento de la oferta ideológica y que además, atenta a la esencia de la nueva CPE por el cual luchamos marchando en el altiplano hasta su aprobación definitiva el 2009.

represion-policialTodo se vino abajo. Salud, educación, Pachamama, honestidad, respeto antropológico al originario, a los valores de la ética política, a la diversidad, a la descentralización autonómica, a la justicia independiente, a Montesquieu. Es sumamente compleja la explicación de tanto revés. Lo patético parece estar centrado en un objetivo non sancto, el de dar fortaleza a la producción de coca y cocaína ya que la siembra de la fuente adictiva envenena a todo el universo humano originado en la hoja de coca cuyo territorio en el Chapare se dice llega al corazón del Tipnis.

Como médico repugno así como abomino la cultura de la muerte y la violencia. Como ecologista rechazo la explotación y destrucción de nuestros bosques y parques naturales protegidos por ley; como bioético reniego la afrenta contra los DDHH y sobre todo, los derechos del boliviano originario así como su indigna instrumentación política partidaria.

Hoy siento vergüenza por la imagen de país cocalero, cocainero; lesivo a los derechos de la Madre Tierra, a la Pachamama en agonía, a los del originario nacional ignaro del trasfondo cruel de su destino.

Esta mañana visité el aeropuerto internacional de Cochabamba. Todos los ambientes estaban convertidos en “letrinas de fétidas emisiones fecales”. A mis pensamientos pesimistas se agregaron vergüenzas. Cochabamba, en el podio de la polución, produce cocaína y deposición que envenena el cuerpo y el alma de los bolivianos y de todo el mundo; destruye sus bosques y lesiona la estética, el ambiente, la grandeza espiritual y el sentimiento del habitante. Otros temas de contexto que agregan pesadumbre: las megarepresas brasileñas, el proyecto de energía nuclear; los transgénicos, el aborto ampliado por pobreza (responsabilidad del Estado), la corrupción.

El nivel etario alcanzado no me permite soportar más frustraciones; sobre todo, la muerte del idealismo, la falencia de un horizonte de resplandor bioético, la imposibilidad del humanismo socialista expectante, de la ecología protectora, de la encíclica de Francisco irrealizable en nuestro medio, ajena a los sueños de Leonardo Boff, lejana al neo humanismo de Silo. Se desmorona una propuesta enaltecedora de la bondad humana. No alienta perspectiva alguna el sueño de un mundo pacífico para los hijos y nietos. Aquello del vivir bien y del nuevo ser humano, parece un cruel sarcasmo.

Que Dios bendiga a la patria y que el porvenir sea con ella misericordioso.

El autor fue senador por el Movimiento Al Socialismo.


 

EL SECRETO DEL PROYECTO DE CARRETERA

Roger Cortés

Un matutino nacional interrogaba hace pocos días, refiriéndose a la carretera que quebraría el núcleo boscoso del TIPNIS ¿Por qué insiste el gobierno en reanimar un proyecto tan costoso, en términos de imagen y prestigio, y tan doloroso e inaceptable para los pueblos del bosque?.

La respuesta no es, como trata de inculcar la pertinaz propaganda, el “progreso” de los departamentos que se vincularían al unir San Ignacio de Moxos y Villa Tunari, por medio de una carretera de unos 400 kilómetros de extensión, que suponen una distancia de 560 Kms entre San Ignacio y la ciudad de Cochabamba, porque el proyecto no cuenta con estudios de factibilidad económica y sociale, ni sobre sus impactos ambientales. San Ignacio se vincula con La Paz por una carretera de 500 Kms, construida hace décadas, pero que no termina de ser asfaltada.

Tampoco se justifica por “presión” de la Iniciativa para la Integración de la Infraestructura Regional Suramericana o los cuales intereses del Brasil, porque el trazado de norte a sur de esta carretera, no es parte de los corredores bioceánicos que ya existen en el país y que tienen dirección este-oeste.
El proyecto para anular la ley 180, arrasando con toda consideración legal, se encubre con una falsa consulta póstuma (no previa), carente de buena fe y fundada en la coerción, la prebenda y el clientelismo.

caricaturabecor TIPNISLa explicación según la cual esta carretera que terminaría por liquidar un área boscosa fundamental y favorecería la contaminación de un nudo hidrológico fundamental del país, tendría como motivación central ampliar los cultivos de coca no toma en cuenta que los más grandes y ricos cocaleros, no son favorables a ampliar las más de 23.000 hectáreas de hoy a ¡un millón doscientos mil hectáreas! que es el área del Parque Nacional y Territorio Indígena al que nos referimos.

Lejos de las falsas justificaciones de integración, desarrollo o de las interpretaciones inclinadas a lo conspirativo, es fácil distinguir poderosos impulsos económicos y políticos que empujan a la dirigencia del MAS, a pesar de que percibe los acumulados riesgos políticos y electorales en un período en que carece de los superingresos del pasado y en el que ya conoció la derrota electoral en febrero del año pasado.

La presión de los grandes cocaleros es fundamental, pero no para expandir sus actuales cultivos, porque con los que tienen consiguen vender su coca a un precio constantemente mayor a la coca peruana, sino para diversificar sus ingresos e inversiones: se trata de lucrar con la madera y especies animales del bosque y, por encima de todo, expandir la frontera agrícola y el mercado especulativo tierra, para cultivos de exportación, así como para alquilarla y venderla a soyeros y ganaderos ya instalados. Claro que para esos designios importa poco o nada que, dadas las características de la zona, la ampliación de la frontera agrícola que promete la Agenda 2025 (el programa del MAS para reelegir al actual presidente) signifique la esterilización de esa tierra en pocos años.

El impulso político se halla en entregar el TIPNIS a la “soberanía” colonizadora (como quiere hacerse con el bosque Chimán), para equilibrar el incumplimiento de algunas principales promesas al sector, como la industrialización de la coca, o la capacidad de garantizar la circulación permanente y segura de la principal carretera del país que atraviesa esa zona cocalera. Ni el aeropuerto de Chimoré, ni la planta de urea satisfacen sus expectativas y lo mismo que con las inversiones de 500 millones programadas para reconciliarse con los cooperativistas quiere, reanimar el ´proyecto de carretera, apunta a remachar la lealtad de sus principales bases políticas y electorales, para consolidar la nueva ofensiva reeleccionista.

El TIPNIS contiene, como todos nuestros parques nacionales y reservas naturales, las principales riquezas estratégicas de nuestro país las fuentes de vida que son el oxígeno, generado por el bosque, agua apta para el consumo y biodiversidad, en un mundo que las pierde aceleradamente.

Por ello, cada centímetro cuadrado del TIPNIS es más valioso para todos los bolivianos, los latinoamericanos y el planeta, que la ampliación del mercado especulativo y depredador y, ciertamente, el deseo un régimen que al tratar de eternizarse, transita de conservador a reaccionario.


 Más allá del TIPNIS

Confesiones de un ex viceministro sobre los verdaderos móviles

Pablo Solón, 4 de agosto 2017

El 24 de septiembre del 2011, un día antes de la intervención a la VIII marcha del TIPNIS, Marcos Farfán, en esa entonces Viceministro de Gobierno, dio la siguiente explicación a un grupo de policías que quedó registrada en un video que se filtró a la prensa:

“Hay que tener una visión global, integral del tema, aunque se reduzca al operativo que vamos a llevar mañana adelante, pero tiene que ver con temas de fondo en relación a lo que establece nuestra Constitución Política y el programa por supuesto que se ha planteado, que radica en industrializar, carreteras, hidroeléctricas, electricidad, energía.

Pero están con este programa tratando de evitar que se lleve adelante. Tienen sus objetivos políticos ahí atrás. (Mientras) menos pueda dar cumplimiento a sus programas este gobierno, menos posibilidades va tener en el futuro de ganar más votos.

Porque si no producimos, no creamos industrias, no construimos carreteras, no diversificamos la producción, no transformamos nuestro gas en otro elemento, no generamos valor agregado a nuestro producto, este gobierno va a fracasar. Todo se viene al tacho. Este es el objetivo de fondo que se tiene, para decir estuvo el Evo con sus lindas propuestas pero no las cumplió. No las cumplió porque hay este tipo de elementos que ponen trabas y obstáculos para que se pueda dar cumplimiento a eso que no es en función de nadie mas que del país. Un país que hemos estado reducidos al atraso, a la dependencia económica, a la dependencia política durante años y años y años.

Lo que necesitamos es consolidar nuestra soberanía como nación. Para ser soberanos tenemos que ser productivos, ricos como nación, para ser ricos tenemos que producir e industrializar nuestro país.

Gracias por escucharme no tenía mucho que ver con el tema pero creo que es importante aclarar estos elementos que tienen que ver con todos los bolivianos, policías no policías, con todo el país. Pero en ese marco es que estamos, lamentablemente, entrando a realizar este operativo… Mañana vamos a estar trabajando”.

El tema central del “operativo” no era el peligro de enfrentamiento entre indígenas y colonizadores, ni la importancia de la carretera por si misma, sino la necesidad de evitar que algunos “elementos” sigan poniendo “trabas y obstáculos” al “programa” de “industrializar, carreteras, hidroeléctricas, electricidad, energía”.

El TIPNIS es más que el TIPNIS. En el TIPNIS, el gobierno no sólo ve el problema de una carretera sino la necesidad de sentar un precedente, de afirmar su autoridad para imponer sus obras que supuestamente harían rica y soberana a Bolivia y… le traerían más votos para su reelección. A seis años de haber sufrido la derrota de la aprobación de la ley 180, el gobierno relanza el tema de la carretera por el TIPNIS para enviar una señal contundente de que no va a permitir más que “pequeños grupos” frenen o pongan en duda sus mega proyectos.

El gobierno de Evo Morales tiene la mayoría en el parlamento para aprobar una ley que abrogue la intangibilidad del TIPNIS. Sin embargo: ¿tiene la razón?

¿Es posible realmente en el siglo XXI implementar una visión de industrialización del siglo pasado con mega represas, ingenios azucareros, industrias del plástico, agroindustria transgénica, minería a cielo abierto y energía nuclear? ¿No está siguiendo el gobierno del MAS los mismos pasos de Trump que fracasará en el intento de reabrir las minas de carbón porque ya no son competitivas frente a una energía solar y eólica en franca expansión?

La visión de industrialización que tiene el gobierno es suicida. No son unos pequeños grupos los que se oponen a sus grandes proyectos: es la realidad.

El Bala y el Chepete no verán la luz porque no son rentables con los precios actuales de la electricidad. Si llegan a construirlos serán una lapida gigante en el Amazonas que triplicará la deuda externa de Bolivia. Lo mismo ocurrirá con el centro de investigación nuclear. Generar electricidad a partir de fisión nuclear será cada vez más un resabio del pasado. Es un verdadero despropósito hervir agua para mover un generador eléctrico con una reacción nuclear que deja deshechos radiactivos, cuando las tecnologías de aprovechamiento de la energía solar están en pleno auge. Es como apostar a las maquinas de escribir cuando ya estamos entrando a la era de las computadoras de inteligencia artificial.

El siglo XXI es un siglo marcado por el desequilibrio del sistema de la Tierra que tiene una de sus manifestaciones en el cambio climático. Los países más avanzados del siglo XXI serán aquellos que logren preservar, regenerar y convivir con la naturaleza. Un país sin bosques y con ríos secos o contaminados será más vulnerable a los impactos ambientales crecientes. Cada año será más caliente que el anterior. Desforestar cientos de miles de hectáreas por año, en nombre de una expansión agroindustrial que nunca llega, y que sobre todo beneficia a unas pocas elites ligadas a capitales extranjeros es una verdadera locura. Apostar a ser un país extractor y exportador de combustibles fósiles (gas y petróleo) cuando en el siglo XXI la realidad empuja a dejarlos bajo la tierra es otra política suicida. Lo mismo podemos decir del plástico, del azúcar, del papel… Todos ellos fueron grandes símbolos de desarrollo en el siglo XX, pero son un gran flagelo en este siglo.

El siglo XXI nos obliga a repensar nuestro futuro. No se trata de volver al pasado de una vida silvestre sino de imaginarnos un tipo diferente de porvenir en el que saltemos etapas y no sigamos el ejemplo trágico de los país desarrollados que destrozaron la Tierra.

El potencial más grande que tiene Bolivia está en sus pueblos y en la naturaleza. Lejos de partir en dos el TIPNIS para construir una carretera que muy bien podría tener otro trazo, deberíamos pensar en como recuperar nuevas áreas de nuestro territorio para que sean como el TIPNIS. El futuro de la humanidad y de la vida en la Tierra depende de que cada vez hayan más TIPNIS en el planeta. Esto significa que envés de pensar en términos de una agroindustria de transgénicos tenemos que promover una agro-forestería ecológica. Destruir el bosque para producir alimentos es un absurdo. El bosque es una gran fuente de alimentos, medicinas y lluvia cuando sabemos convivir con él.

En el siglo XXI, un desarrollo a costa de la naturaleza es una locura suicida. Construir un nuevo modelo de bienestar para todos no es una tarea que se puede hacer de la noche a la mañana. Requiere de una transición y de que se vayan abandonando gradualmente una serie de prácticas obsoletas para ir incorporando lo más pronto posible otras alternativas ecológicas más acordes con las necesidades de nuestro tiempo. El gran problema es que el gobierno apuesta por una visión del siglo pasado como si fuera la salvación del mañana. La oposición parlamentaria de derecha enarbola la bandera del TIPNIS pero en realidad no entiende su verdadero significado porque está anclada igualmente en el pasado.

El verdadero debate sobre el TIPNIS es muy profundo. La confesión filmada del ex viceministro de Gobierno no condujo al enjuiciamiento de quienes reprimieron a la VIII marcha Indígena por el TIPNIS. Sin embargo, sus palabras develan la locura de un gobierno empecinado en implementar un modelo de desarrollo que esta a contramarcha de la realidad del siglo XXI.

Fuente: https://fundacionsolon.org/2017/08/04/mas-alla-del-tipnis/


Xavier Albó: Evo prometió a cocaleros una carretera por el Tipnis

El jesuita y antropólogo hispanoboliviano Xavier Albó opinó hoy que el presidente de Bolivia, Evo Morales, cumple con una promesa electoral con sus bases cocaleras al impulsar una ley que permitirá construir una carretera dentro de la reserva natural Tipnis, pese al rechazo de algunos sectores indígenas.


albo"Evo (Morales) lo quiere hacer porque además de ser cocalero él mismo lo había prometido a los cocaleros al principio de su gobierno para que se puedan expandir más allá. Estoy seguro de eso", sostuvo el sacerdote en declaraciones a Efe.



Albó, radicado en Bolivia desde 1952, ha dedicado gran parte de su vida al estudio de las lenguas y las poblaciones indígenas y es autor de varios libros y artículos que lo colocan como uno de los principales especialistas del país en esos temas.



El sacerdote puso en duda la relación carretera-desarrollo, que defienden los dirigentes del gobernante Movimiento al Socialismo (MAS) para justificar la construcción de una ruta a través del Territorio Indígena Parque Nacional Isiboro Sécure (Tipnis).



"La carretera ayuda solo a las comunidades que estén cerca de esa carretera en términos directos, todas las demás tienen que tener tres vías de río (para llegar)", afirmó Albó.


Con su mayoría en el Parlamento, el MAS está dispuesto a aprobar por completo la norma hasta la próxima semana amparándose en que hay un sector indígena de esa región que respalda la carretera.



Albó aseguró que el cambio de criterio en torno a la carretera está "más en los principales dirigentes que en las bases mismas".



La directiva indígena del Tipnis que había resistido al proyecto carretero en los años 2011 y 2012 dejó sus funciones el año pasado.

 Actualmente, un grupo de dirigentes ha ratificado su apoyo al Gobierno, mientras que otro se muestra contrario.
Albó advirtió que lo que podría pasar con la reserva natural es algo similar a lo que ya sucedió con el llamado Polígono 7, una pequeña zona al sureste del Tipnis con asentamientos cocaleros, que desplazaron a las comunidades indígenas originarias.



"Donde está la mayor parte de los cocaleros actualmente, el Polígono 7, tenía una ecología similar a la que tiene ahora la parte en la que quieren entrar, pero se ha transformado totalmente", dijo.

 

La acusación de que los cocaleros aprovecharán la carretera que unirá las regiones de Cochabamba (centro) y Beni (noreste) para la expansión de sus cultivos es algo que también han señalado otros grupos étnicos, los ecologistas y políticos de la oposición.

 En el Tipnis hay cocales al margen de la ley, que el gobierno ha ordenado erradicar para mostrar que no permitirá esas plantaciones.



En la Constitución de Bolivia, la coca tiene el rango de patrimonio por factores culturales y se defiende la masticación de la hoja o "acullicu" que practican algunos sectores, pero parte de la producción mezclada con químicos se transforma en cocaína.



Morales condecoró a Albó en abril del 2016 con la máxima distinción del país, el Cóndor de los Andes, sin embargo el sacerdote dijo que esa premiación no le impediría hace críticas.



Al ser consultado sobre la participación indígena dentro de los círculos de decisión del gobierno, Albó dijo que desde que Morales llegó al poder ese protagonismo aumentó, sin embargo cree que ahora son más los mandos indígenas medios "que se sienten frustrados".



"En el fondo es que Evo Morales y Álvaro García Linera (vicepresidente) desean perpetuarse más tiempo en el poder. No va mucho a los derechos de los indígenas sino que va más a la angurria de mantenerse en el poder", afirmó el sacerdote.



Actualmente Morales y García cumplen su tercer mandato, desde el 2006. En febrero del año pasado convocaron a un referéndum para la modificación de la Constitución con el propósito de habilitarse a una nueva postulación el año 2019, pero el resultado fue adverso.



No obstante, Morales ha ratificado que buscará un cuarto mandato, con una fórmula jurídica que su partido estudia y el vicepresidente ha apoyado esa decisión, pero ha anunciado que él ya no iría como acompañante de esa fórmula para la reelección.EFE


MANIFESTACIONES POPULARES

Expresiones gráficas

loro tipnis

20525279 10213576402823339 7745602096734186291 n

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

tipnisabecor400  tipnis400  colectivonoalatala cocalerosTIPNIS300  

CARRETERA       

"TODOS SOMOS TIPNIS" en las calles

protestamujeres

tipnisresiste400 chaparinanoseolvida400  dirigentes400

marchatipnis400  tipnisemergencia400

Cartas de respaldo y de indignación

Respaldo de la APDHLP a la lucha en defensa del TIPNIS

APDHLP TIPNIS11  

APDHLp TIPNIS1

MANIFIESTO CONTRA EL GOBIERNO COLONIAL

(Manifiesto conjunto de las agrupaciones, los colectivos e individuos que organizaron la marcha en defensa del TIPNIS el 08/08/2017)

Hoy, una vez más, el poder del Estado colonial nos ha condenado y nos ha silenciado durante diez años. Lo ha hecho estafando nuestra esperanza. Pero hoy, como tantas veces, retornamos del exilio al que pretende condenarnos el poder, nos volvemos a levantar, nos ponemos de pie, lo miramos de frente, le decimos que nos devolvemos a nosotros mismos el derecho a la palabra. Y entonces dialogamos entre ciudadanos, debatimos entre historias, argumentamos entre pueblos, y resolvemos que el derecho a la palabra es el derecho a la política. El derecho a construir colectivamente nuestra patria. Porque es nuestra, no de unos pocos. Porque es un bien compartido.

Francisco Pizarro colonizó al mundo andino con epidemias, espadas y cruces. Quinientos años después, Evo Morales coloniza al mundo indígena boliviano con votos, división y corrupción. En ambos momentos, nuestros dirigentes fueron divididos y estafados. Pero hoy, cuando tantos de los dirigentes se han sometido y corrompido, los dirigentes indígenas orgánicos nos levantamos, dialogamos con nuestros hermanos de las ciudades y decidimos restaurar la dignidad que ha sido pisoteada. En ambos regímenes coloniales, tanto Pizarro como Evo quisieron perpetuar su poder para perpetuar el saqueo. Pero hoy ya le dijimos NO al colonizador contemporáneo defendiendo la ley 180 y votando contra su ambición en el referéndum 2016. Y lo volveremos a hacer cuantas veces sea necesario.

Los dirigentes del TIPNIS y el movimiento ciudadano le decimos al gobierno que el camino con el que pretenden violar el TIPNIS lleva sangre porque arrastra narcotráfico, destroza los árboles, mata el bosque, enferma a nuestra gente. Ningún desarrollo es posible si su sustento es el saqueo de la tierra y la esterilización de la gente. Por eso, el camino no trae desarrollo, el camino trae pobreza y dolor. Porque es un camino muerto, no es un camino vivo. Porque el gobierno no entiende que nuestro camino es el río que vive, el río que siente, el río que nos nutre, que nos lleva a la tierra sin mal y nos trae de vuelta.

Los dirigentes del TIPNIS le decimos al gobierno que el camino lleva otra sangre. La sangre de nuestros pueblos. Porque si se saquea el bosque y se contamina el río, nuestros pueblos mueren. Y nosotros, los dirigentes que tenemos el mandato de preservar nuestro territorio, vamos a defenderlo hasta nuestro último aliento porque estamos defendiendo la vida de los pueblos del bosque y la vida de los pueblos de las ciudades. Por consiguiente, le decimos al nuevo colonizador que no nos representa, que no es uno de nosotros, que es un traidor, y que la traición se paga.

Hoy le decimos al gobierno que el TIPNIS somos todos, de todos los bolivianos que lo cuidan, que lo quieren, que lo sostienen, que lo defienden. Por esto, hoy convocamos a todos los dirigentes indígenas a reunirnos en una asamblea nacional para recuperar nuestra dignidad agredida y reconstituir nuestro movimiento por tierra y territorio. Por esto, hoy demandamos a todos los indígenas a resistir en nuestros territorios para rechazar el saqueo y reconstruir una patria donde los pueblos y la naturaleza podamos convivir como herman@s. Por esto, hoy convocamos a los pueblos de las ciudades a marchar al TIPNIS para defender el bosque, el río y nuestra propia patria.

PRIMERA MARCHA URBANA: DE LAS CIUDADES AL TIPNIS


 

RESPALDO: La carta al Presidente Evo Morales de Luis Rico, el reconocido artista nacional y compositor de la canción que fue un himno en la VIII Marcha Indígena en Defensa del TIPNIS: "Coraje"

cartaluisrico

 

Posicionamiento de la Red Eclesial Panamazónica –REPAM- ante la anulación de la intangibilidad del Territorio Indígena y Parque Nacional Isiboro Sécure (TIPNIS) y la habilitación para que privados aprovechen sus recursos naturales

CÁRITAS, 10 de agosto de 2017

“En este sentido, es indispensable prestar especial atención a las comunidades

aborígenes con sus tradiciones culturales. No son una simple minoría entre otras,

sino que deben convertirse en los principales interlocutores,

sobre todo a la hora de avanzar en grandes proyectos que afecten a sus espacios.

Para ellos, la tierra no es un bien econó­mico, sino don de Dios… un espacio sagrado

con el cual necesitan interactuar para sostener su identidad y sus valores…

Sin embargo, en diversas partes del mundo, son objeto de presiones

para que abandonen sus tierras a fin de dejarlas libres para proyectos

ex­tractivos y agropecuarios que no prestan atención

a la degradación de la naturaleza y de la cultura”.

(Eníclica Laudato Si del Papa Francisco. No. 146)

La Red Eclesial Panamazónica –REPAM- es una plataforma internacional presente en Bolivia, Brasil, Colombia, Ecuador, Guyana, Perú y Venezuela (en proceso en Surinam y en Guyana Francesa) que se compone de múltiples referentes de la Iglesia Católica (instancias locales, nacionales, regionales e internacionales, obispos, sacerdotes, religiosas-os, congregaciones, instituciones, comisiones, equipos especializados y misioneros-as) que trabajan en el acompañamiento y la defensa integral de los territorios, grupos vulnerables (con especial atención a pueblos indígenas y otras minorías), de sus derechos, en la promoción de la fe y del diálogo de saberes, y que impulsa alternativas de vida de acuerdo a las propias perspectivas de los pueblos y comunidades que habitan en el territorio Pan-amazónico.

Entre los procesos prioritarios que la REPAM promueve, junto con muchos otros propiamente de índole pastoral, está la Promoción, Defensa y Exigibilidad de los Derechos Humanos en la Panamazonía, para lo cual tiene una propuesta formativa, y en la cual hemos contado con la presencia de líderes indígenas y agentes de Iglesia que viven, trabajan y sirven en el territorio Amazónico. Uno de los casos acompañados por la REPAM es el del Territorio Indígena y Parque Nacional Isiboro Secure –TIPNIS-. Área protegida y Parque Nacional desde 1965, y declarado Territorio Indígena en 1990. Es por eso que conocemos y sentimos una cercanía muy particular con este territorio y con la misión de toda la Iglesia en Bolivia, que también ha sido víctima de ataques mediante falsos testimonios en su contra.

Como REPAM expresamos nuestra profunda preocupación e indignación por los acontecimientos recientes con respecto a la aprobación del proyecto de ley ley 266/2017 que anula la intangibilidad del Territorio Indígena y Parque Nacional Isiboro Sécure (TIPNIS), y que permite que privados aprovechen sus recursos naturales. Es especialmente preocupante que la mayoría del Congreso en la Comisión de Región Amazónica, Tierra Territorio, de la Cámara de Diputados, así como la mayoría en el Senado, aprobaron y validaron esto que va en contra de todos los principios y postulados sobre los que se sostiene la Constitución Política del Estado Plurinacional de Bolivia de 2009, reconocida mundialmente por sus claras propuestas con respecto al cuidado y protección de los derechos de los pueblos indígenas y de la naturaleza.

No se puede admitir que dirigentes políticos se posicionen bajo los postulados de la opción preferencial por los pueblos y del cuidado de la madre tierra, y al mismo tiempo, favorezcan los intereses de grupos particulares para la explotación de los territorios que son fuente de vida para los pueblos indígenas y mestizos que ahí habitan, poniendo en riesgo el bienestar futuro y la dignidad de los pueblos tradicionales que ahí habitan.

Fieles a nuestra vocación de Iglesia e inspirados en la Encíclica Laudato Si del Papa Francisco sobre el cuidado de la casa común, hemos acompañado también las valientes posiciones de los Obispos de Bolivia, quienes desde hace años hacen conciencia sobre la importancia del cuidado de la naturaleza y del respeto de los pueblos indígenas y comunidades, y sus territorios, mediante sus Cartas Pastorales (“El Universo don de Dios para la vida” de 2012, “Tierra Madre fecunda para todos” del año 2000, “Los Católicos en la Bolivia de Hoy” 2011, Agua “Fuente Vida Para Todos” 2003, Tierra Madre Fecunda para Todos” del año 2000). Hemos acompañado cercanamente el esfuerzo serio, profesional y sobre todo transparente de las instancias que hacen parte de la REPAM, como la Pastoral Social Cáritas, que en los primeros meses del 2013, mediante una Comisión compuesta la Pastoral Social Cáritas Bolivia y la Asamblea Permanente de Derechos Humanos (Apdhb), visitó las comunidades del TIPNIS para verificar la manera cómo se realizó la consulta del Gobierno, bajo la cual el gobierno quiere amparar la actual decisión. Unas 22 de 36 comunidades del TIPNIS, expresaron que los delegados del Gobierno los engañaron con respecto a la “intangibilidad” para lograr un resultado positivo en la consulta sobre la construcción de una carretera a través del parque.

Reiteramos y secundamos con fuerza y decisión lo que el documento de la Comisión verificadora concluye sobre la consulta realizada por el Gobierno, en la que se indica con argumentos claros y sustentados que deben ser escuchadas las voces de las comunidades que expresan disconformidad y se sintieron manipuladas, y el cual establece que dicha consulta:

no fue previa porque dos años antes ya estaba suscrito el contrato con la empresa brasileña a quien se le habría de delegar parte del proceso de construcción de la carretera;
no fue libre porque hubo hechos de coerción, y no se respetaron usos y costumbres de las poblaciones indígenas en sus mecanismos de consulta apropiados;
no fue informada porque no se informó adecuada y transparentemente a las comunidades del impacto ambiental de la obra:
y tampoco fue de buena fe. A los indígenas les decían que si se mantenía la intangibilidad del TIPNIS, ellos no podrían cazar, pescar, construir, ni hacer obras en el lugar (lo cual constituye una falta a la verdad), pero, por el otro lado (sin claridad al respecto), se les dijo que rechazar la intangibilidad significaba aceptar la construcción de la carretera.

El conflicto por el TIPNIS se reactiva después de seis años, cuando se realizó la octava marcha en defensa del territorio y parque nacional, y en contra de una vía que cruzaría por el corazón de la reserva. Producto de esa movilización, la cual fue reprimida brutalmente por las fuerzas del orden, y que todavía queda impune, se promulgó esta Ley 180 que sostenía la protección plena del Territorio doblemente por ser Reserva natural y Territorio indígena.

La pérdida del estatus de intangibilidad del TIPNIS, la apertura a concesiones extractivas y para el monocultivo, y la construcción de la carretera, significará sin duda ninguna, la paulatina destrucción de sus reservas naturales que son vitales, como ya aconteció en territorios colindantes explotados por productores cocaleros; podría representar el etnocidio del pueblo Chimán que vive en semi-aislamiento voluntario; y provocará la pérdida de la capacidad de autodefinición y la eventual desaparición de costumbres vitales y culturales de los pueblos Yuracaré y Mojeño trinitario que pueblan en su mayoría dicho territorio, así como las de los pueblos Mojeños ignacianos y Movima.

Los miembros de la Iglesia en ese territorio, y que hacen parte de la REPAM, expresan claramente que el supuesto desarrollo y apoyo a la promoción de los pueblos indígenas que habitan en el TIPNIS prometido como resultado de la construcción de la carretera es mentira, o por lo menos lo es para la mayor parte de los pobladores, dado que esta vía de comunicación alcanza a muy pocas de dichas comunidades. Ellos denuncian, y denunciamos con ellos, identificándonos como una sola Red Eclesial Panamazónica, que el interés prioritario está en facilitar los procesos de monocultivo de la hoja de coca, y no con miras al genuino bienestar de los legítimos propietarios y pobladores del TIPNIS.

Es por eso que, siguiendo el llamado de la Encíclica Laudato Si del Papa Francisco y los posicionamientos valientes y firmes de los Obispos de Bolivia, y muchos otros en la región, denunciamos firmemente estos acontecimientos, pidiendo se dé marcha atrás al proceso de derogación de la ley que asegura la intangibilidad del TIPNIS, hasta no realizar una adecuada consulta validada con presencia de organismos internacionales especializados y con adecuados estándares e información transparente.

Como REPAM llamamos a la articulación de esfuerzos para promover un diálogo genuino y transparente, y para ejercer la denuncia profética, sin afanes de protagonismo particular, sino de promover una profunda conciencia humanitaria para exigir que se respeten los derechos de los pueblos indígenas a la luz de los acuerdos y convenios internacionales (sobre todo el No. 169 de la OIT), y sobre la base de la Declaración de las Naciones Unidas sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas de 2007 (sobre todo los Arts. 19, 23, 25, 27, 29, 31 y sobre todo el 32), que aseguran el adecuado respeto de la libre determinación de los pueblos, la realización de consultas bajo los estándares internacionales y adecuado a sus propias identidades, y la protección integral de sus territorios frente a intereses extractivos gubernamentales o privados. Asimismo, animamos al pueblo Boliviano a que exija el cumplimiento irrestricto de los derechos de la naturaleza como lo establece su propia Constitución.

Los pueblos tienen derecho a la resistencia pacífica, pero decidida, cuando se vulneran sus justas aspiraciones y su propia identidad, más aún cuando lo que está en juego es la calidad de vida de las actuales y futuras generaciones.

“La casa común de todos nosotros está siendo saqueada,

devastada, vejada impunemente.

La cobardía en su defensa es un pecado grave…

Los Pueblos y sus movimientos están llamados a clamar,

a movilizarse, a exigir –pacífica pero tenazmente–

la adopción urgente de medidas apropiadas.

Yo les pido, en nombre de Dios, que defiendan a la Madre Tierra”.

(Discurso del Papa Francisco a los Movimientos Populares. Santa Cruz, Bolivia. Julio de 2015)

Presidencia, Vice-presidencia, Secretaría Ejecutiva y Comité Coordinador Internacional de la

Red Eclesial Panamazónica –REPAM-

Agosto de 2017


 

 

INDIGNACION: Estudiantes de la UMSS denuncian prohibición de debate sobre el TIPNIS, haciéndo pública esta carta:

prohibiciondebateUMSS

blt tipnis

 

 

 

 

 

 

 

 

 


 

"La defensa del TIPNIS es una tarea ineludible de los activismos libertarios y ecologistas, también es una responsabilidad de los pueblos y sociedades. Se trata de la defensa de la vida, de los ciclos vitales, de la biodiversidad planetaria y de la sobrevivencia humana. Nadie es ajeno a esta defensa, nadie puede eludir su responsabilidad, nadie puede escapar ante la convocatoria de la vida. Que no lo haga quiere decir que es cómplice de la destrucción del planeta y del ecocidio, del etnocidio; es cómplice de los crímenes de lesa humanidad y de crímenes de lesa biodiversidad" .
 (Raúl Prada Alcoreza)


 

Poema: EL DÍA QUE MUERA EL TIPNIS

evoTIPNISabecor

El día que muera el Tipnis,
morirán las aves, los loros,
los tigres, las sicurís.


Perecerán los más bellos árboles,
se extinguirán las flores exóticas,
el aire puro empezará a escasear.

El día que muera el Tipnis,
desaparecerá el tierno bosque,
y en su lugar brotarán los cocales.

El indígena de la llanura,
habitante natural del Tipnis,
será desarraigado y exiliado.

Y entre los cocales,
nacerá la violencia,
el odio y el resentimiento.

El día que muera el Tipnis,
las aves se vestirán de luto,
y los árboles morirán de pie.


René David, agosto de 2017